miércoles, 9 de abril de 2014

Lugares de otro tiempo

Este fin de semana he visitado la Estación de tren de Yanguas de Eresma y la chocolatería Herranz en Miguelañez, ambas ahora abandonadas.

La estación de tren pertenecía a la linea Segovia-Medina y se construyó durante la decada de 1880, se finalizó en Abril de 1884, pero no se inauguró hasta el 1 de junio. Era una línea de pasajeros, mercancías y correo.

En 1984 se reformó, para que pudieran transitar trenes más rápidos, trenes que pudieran alcanzar los 110 km,  pero en 1993 finalmente se cerró la línea, el desarrollo de las carreteras hizó que el transporte ferroviario fuera poco rentable.

Esta es una foto de archivo del tren llegando a Hontanares de Eresma.
Foto sacada de elcaminodeunacamara.blogspot.com.es
Así como está ahora la estación de Yanguas, reconvertida en carril ciclista

Esta es la zona donde se preparaba la paquetería
Por estas vías estaba el acceso a la zona de paquetería, estas son las únicas vías que quedan en esta zona
Una vista frontal de la estación

Siguiendo por el carril llegamos a uno de los 4 puentes metálicos que se construyeron en esta linea, este es el que pasa sobre el río Eresma.
Otra vista del puente 

Ahora vamos a dar un pequeño paseo por la fábrica de chocolate Herranz. 

Esta fábrica está cerrada desde 1998, la familia Herranz empezó a moler cacao en 1880, en un molino movido por mulas donde conseguían unos 25 kilos y en 1934 se construyó la primera  fábrica que produciría unos 500 a 600 kg al día.  

Como el chocolate era de calidad, el ejercito se convirtió en uno de sus clientes y para poder satisfacer la demanda, se construyó en 1947 este edificio con las mejores máquinas de la época. El objetivo alcanzar los 2ooo kilos diarios.

Lo primero es que el cacao entraba en el muelle y se pesaba, luego se tostaba en esta máquina (esta es la que peor se conserva)
Posteriormente se pasaba el cacao tostado a esta descascarilladora, para quitarles las cascaras y semillas.
Una vez que el cacao estaba limpio la mezcla pasaba a una serie de molinos.

En esta maquina se hacía la mezcla del chocolate, según las instrucciones del maestro chocolatero.


Una vez que estaba listo el chocolate, se echaba en los moldes.
y para quitarle las pequeñas burbujas de aire que pudiera tener el chocolate se pasaba por esta maquina vibradora
Después se pasaban las tabletas a una cinta para enfriarlas y una vez solidificadas se sacaban de  los moldes y se empaquetaban, para ser distribuidos.

Estos son los 2 pequeños retazos de historia que os he traído.
Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

  1. ¡Qué bonitas imagenes!
    Y que bonito reportaje,
    como si se hubiera parado
    el tiempo, lástima que en
    esos lugares, se quedará
    parado.
    Besos Marian.
    Chary :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...